El Torio no es el material fisible del futuro

Origen: El Torio no es el material fisible del futuro

Anuncios

Las técnicas de control mental de las sectas y cómo combatirlas, de Steve Hassan

 

Él pasó muchos años en una gran secta y llegó a tener un rango bastante alto e importante en la organización, pasando una cantidad de tiempo considerable con el líder. Esto es importante por varias razones.

Cuanto más cerca está un miembro del líder, éste más influencia tiene sobre el miembro, y más profundos son los efectos del control mental. También significa que el miembro llega a ver los mecanismos y dinámicas internas de la secta, lo que normalmente se oculta al resto de los miembros de los círculos externos (y también lo que las personas de fuera no ven).

Así que Hassan está escribiendo una experiencia de primera mano. Y, “Cómo Combatir Las Técnicas De Control Mental De Las Sectas” es muy claro, conciso y fácil de leer.

El libro comienza con una descripción de cómo fue captado y cómo las cosas que ocurrieron en su vida personal le hicieron vulnerable a la captación, y también muestra muy bien cómo todo el mundo es vulnerable en determinados momentos de su vida.

A continuación se describe cómo las sectas están evolucionando y adaptándose con los cambios de la sociedad y cómo las ideas que muchas personas tienen sobre los grupos sectarios están totalmente obsoletas. Por ejemplo, como si fueran un grupo de gente joven con las cabezas rapadas y con túnicas anaranjadas viviendo en comunas.

 

El capítulo 4 es brillante

Si solo vas a leer un capítulo del libro, lee el número 4.

Habla sobre cómo el control mental difiere del lavado de cerebro, sobre la hipnosis que se aplica en el control mental, y algunos principios básicos de psicología social y dinámicas grupales.

Explica su modelo BITE. (Las siglas inglesas para las palabras Comportamiento, Emociones, Pensamientos e Información)).

La teoría de la Disonancia Cognitiva de Leon Festinger sugiere que si cambias uno de estos aspectos: comportamientos, pensamientos o emociones, los otros cambiarán para aliviar cualquier “disonancia” o incomodidad, de manera que puedas mantener el orden o el significado coherente en tu vida.

Por ejemplo, una persona puede creer que no dirá mentiras. Sin embargo, si se encuentra en una situación con mucho miedo, pueden mentir para aliviar ese miedo, y después justificarlo en su pensamiento diciendo que era una pequeña mentira y que lo hizo solo una vez. Cambia las emociones, y le seguirán cambios en los comportamientos y los pensamientos.

Si los tres aspectos son manejados, como ocurre en una secta, de hecho una persona puede hacer cambios muy rápidamente.

En “Cómo Combatir Las Técnicas De Control Mental De Las Sectas” Hassan explica cómo las sectas controlan el comportamiento controlando la realidad física. Cualquier cosas desde los cuartos donde duermen a las ropas que visten, o lo que se les permite comer, y, también puede ser controlado el número de horas que duerme una persona. En los grupos donde los miembros viven fuera puede ser mucho más útil. Los miembros terminan haciendo las tareas asignadas por el grupo, escuchando las cintas que han comprado, haciendo los ejercicios de meditación, vendiendo los cursos a la familia y amigos, haciendo recados o incluso utilizando su campo de experiencia para el líder, (¡sin ser pagados!), por ejemplo: construyendo páginas webs, diseñando tarjetas de negocios, arreglando los ordenadores, etc.

cómo combatir las técnicas de control mental

Las sectas controlan los pensamientos mediante el adoctrinamiento. Este proceso se produce con el tiempo y el “programa maestro” de una secta llega a ser el marco de referencia dentro del cual los miembros piensan. De hecho, no se anima mucho a pensar, pero sí a seguir el programa. El programa dictamina cómo el miembro actuará en cada situación. Los clichés de las sectas reduce el pensamiento en sus miembros. Son animados (y con frecuencia reprimidos si no lo hacen) a utilizar la jerga sectaria, dónde las ideas complejas se condensan y reducen en frases simples.

Los miembros también aprenden cómo bloquear cualquier crítica hacia el líder o la doctrina. Simplemente no quieren escucharlo. Normalmente defenderán a su líder y al grupo, incluso de forma agresiva.

Las emociones son controladas por medio de un montón de miedo y culpa. ¡Pero a menudo los miembros no están conscientes de que sus niveles de culpa y miedo están siendo manipulados! Muchos grupos destructivos crean montañas rusas emocionales porque cuando las emociones están “exaltadas” el pensamiento crítico es prácticamente imposible.

En “Cómo Combatir Las Técnicas De Control Mental De Las Sectas”, Hassan añade el control de la información como el 4º aspecto del control mental. En los grupos donde las personas viven juntos el control puede ser brutal, se extiende desde la necesidad de pedir permiso para hablar por teléfono con la familia y los amigos, hasta el hecho de no tener acceso a internet o a la televisión, a los nuevos conversos no se les permite hablar entre ellos a no ser que un miembro antiguo esté presente, etc.

En otros grupos puede ser que el líder esté sugiriendo qué libros leer y qué libros evitar, criticando algunas ideas de manera que los miembros no investiguen más en esa área, y alimentando a los miembros con información poco a poco, hasta que estén “preparados para ella”. Así es como ocurre la adoctrinación (recuerda que es un proceso progresivo), cuando los miembros aceptan una idea, entonces se les da la siguiente. Porque si tuvieran toda la información de una vez, podrían no aceptarla. (decision-making-confidence.com/como-combatir-las-tecnicas-de-control-mental-de-las-sectas.html

Origen: Las técnicas de control mental de las sectas y cómo combatirlas, de Steve Hassan