August Belmont a Lionel de Rothschild, Martes, 21 de mayo 1861 (reconocimiento británico de la Confederación)

belmont a rothschildEn esta ocasión traigo una carta que August Belmont escribió a Lionel de Rothschild al poco de estallar la guerra de secesión estadounidense, pero antes de aportar la traducción de la misiva, veamos el contesto histórico en el que fue enviada y algunos datos de los intervinientes.

La guerra civil estadounidense, fue un conflicto que tuvo lugar entre 1861 y 1865. Lo bandos enfrentados fueron las los estados del norte (la Unión), contra once estados del Sur que proclamaron su independencia y pasaron a llamarse Estados Confederados de América. La tensión entre el Norte y el Sur venía ya de atrás, intensificada en 1859 cuando un abolicionista llamado John Brown, trato de iniciar una rebelión de esclavos en Virginia. Brown acabó en ahorcado y su ejecución hizo que muchos norteños lo vieran como un mártir.

Abraham Lincoln ya había perdido unas elecciones senatoriales en las que exigía un alto en la expansión de la esclavitud, que no su abolición. En 1860 se enfrentaba a las presidenciales, ante lo que los sureños nombraron su propio candidato presidencial y amenazaron con separarse si los Republicanos ganaban las elecciones. En marzo de 1861, cuando Lincoln tomó posesión del cargo, se constituyeron los Confederados con Jefferson Davis como presidente y proclamaron su secesión de la Unión, lo que fue declarado ilegal por el nuevo presidente.

La Unión asaltó la guarnición confederada de Fort Sumter el 12 de abril de 1861, razón que hizo que cuatro estados más se unieran a la confederación que en un principio estaba formada por siete. Aproximadamente un mes después August Belmont escribía a Lionel de Rothschild que desde julio de 1858 se había convertido en el primer judío en formar parte del Parlamento Británico. Y es que a pesar de de haber trabajado siempre para los estados del sur, por haber sido el tío de su esposa, John Slidell, el que le introdujera en la política, y después de haber apoyado a la candidatura de James Buchanan y por la anexión de Cuba como estado esclavista en lo que se conoce como el Manifiesto de Ostende, cuando Buchanan ganó las elecciones y le negó la embajada de Madrid (España), se cambió de bando y acabó como gobernador de guerra del Ejército de la Unión y se encargó de utilizar su influencia con los líderes empresariales y políticos europeos, a causa de su procedencia alemana, para buscar apoyos a la causa de la Unión durante la guerra de secesión.

220px-augustbelmont
August Belmont

En la carta Belmont hace alusión a unas palabras de John Russell, el abuelo de Bertran Russell. John Russell había sido primer ministro deel Reino Unido de 1845 a 1852 y era parlamentario británico en el momento en que Belmont dirigía su carta a Lionel de Rothschild.

Algunas fuentes afirman que el Tratado de Reciprocidad entre EEUU y la América Británica, tuvo entre sus razones para finalizar, el que los británicos hubieran apoyado extraoficialmente al Sur en la Guerra Civil, tal vez la extra-oficialidad del apoyo, se debiera a cartas como esta.

 

Nueva York 21 de mayo. 1861.

Estimado Baron,

El informe telegráfico de Lord John Russell sobre la declaración en el Parlamento el 6 del corriente relativa a los Corsarios del Sur, ha creado una dolorosa sorpresa y decepción por todo el

lionel_nathan_de_rothschild
Lionel de Rothschild

Norte -. Colocándolos sobre la igualdad de los beligerantes, el Gobierno Inglés da un paso iniciático hacia el reconocimiento de la Confederación del Sur, debido a que las patentes de corso de un Gobierno no autorizado ni reconocido en rebelión contra las autoridades constituidas, sin duda bajo la ley de las naciones, sólo puede ser considerado por todas las potencias marítimas como piratas y tratados en consecuencia. –

Si Irlanda o Escocia se rebelaran contra la Corona Británica y Canadá intentara disolver su lealtad a la patria, los EE.UU. ¿se podría justificar con el reconocimiento de los corsarios habilitados por los rebeldes como beligerantes?

Estoy seguro de que nuestro gobierno nunca asumiría una posición tan hostil y dar así un material de apoyo a una provincia rebelde poniendo en peligro el comercio de sus aliados y el del mundo en general. –

220px-john_russell2c_1st_earl_russell_by_lowes_cato_dickinson_detail
John Russell

Con el bloqueo de los puertos del Sur, que antes de que transcurran quince días será efectivo desde Chesapeake hasta el Río Grande, los corsarios de Jeff Davis pronto habrán desaparecido del océano, incluso si es que alguna vez hicieron su aparición según la Declaración de Lord John no se les abrió los puertos británicos en las Indias Occidentales, Canadá y Gran Bretaña. Puede ser que el Gobierno británico no condene ninguno de los premios presentados por los corsarios en sus puertos, pero el hecho de que se les permita abastecerse de suministros y de carbón y escapar de los numerosos puertos y calas de las Indias Occidentales, donde nuestros buques de guerra no pueden seguirlos, atraerá a un gran número de aventureros sin ley bajo la bandera pirata de los rebeldes del sur. –

La posición que el Gobierno parece dispuesto a tomar en el concurso, es en mi opinión una muy desafortunada. Se van a complicar las cosas, prolongará la lucha y dará lugar a una sensación amarga entre este país e Inglaterra. –

Todo el norte, sin distinción de partido está decidido a no permitir que nuestro Gobierno y nuestro Sindicato sean destruidos, y estoy seguro de que la espada nunca se guardará, hasta que la bandera de Estados Unidos flote de nuevo desde Maine hasta el Mississippi -. Las personas sienten que están luchando por su existencia nacional y que ningún sacrificio puede ser demasiado grande para mantener y preservar esa bendición -. Lo que reclama el Sur ahora es que renunciemos a todos los puertos desde la bahía de Chesapeake al Mississippi en favor de una potencia extranjera, que ha demostrado suficientemente en los últimos meses hasta qué punto la propiedad pública y privada y obligaciones deben ser respetadas por ellos -. En la lucha que está delante de nosotros habíamos esperado la simpatía de Europa y sobre todo de Inglaterra. Los estadistas y su prensa han tomado en todo momento la postura más violenta y sin cuartel contra la esclavitud, y es más raro ver al gobierno británico ahora dar su fisonomía moral de un poder, que bajo la declaración de su vicepresidente Stevens se basa en la esclavitud como fuerza fundamental. –

Esta base será más probablemente la reapertura de la trata de esclavos, tan pronto como Inglaterra haya reconocido la Confederación y debería, en tal caso, la simpatía del gabinete británico detenerse y no permitir a los recolectores de algodón fortalecer la base de su Gobierno, y luego el Sr. Jeff Davis, por supuesto, debe poner un embargo a la exportación de algodón a fin de obligar a Inglaterra a que de su consentimiento a la trata infame de carne humana -. Él no podía ciertamente ser acusado de una falta de lógica en el razonamiento de que el mismo poder, que inducido por Inglaterra lanza su peso en la escala de un poder de esclavos rebeldes tratando de derrocar a nuestra institución libre, también sería lo suficientemente potente como para obligarla a dar su consentimiento a la Confederación para extraer sus suministros de un elemento de África, y que los fundadores de la Confederación se declaren abiertamente al mundo civilizado para ser la base de esta joven creación, reclamando su rango entre las naciones civilizadas del mundo.

Unos pocos meses atrás había muchos hombres conservadores en el norte y yo estaba entre ese número, cuando todos los intentos de compromiso habían fallado en contra del ultraísmo ciego de ambas secciones se defendió una separación pacífica de los Estados Algodón -. Esto fue sin embargo limitado sólo a ellos, y luego fue considerado el medio más seguro de una reconstrucción temprana, cuando la sensación de la Unión en los estados equivocados hubo tenido tiempo y oportunidad de desarrollarse, al mostrar a la gente cómo se equivocaron fatalmente los Estados creció su esperanza de prosperidad fuera de la Unión -. Sin embargo, las cosas han cambiado considerablemente desde que -. El ataque a Fort Sumter, los actos ilegales de la Confederación del Sur y la traición en Virginia y Tennessee han colocado a todos los ciudadanos leales a la elección entre un firme y valiente apoyo de nuestro gobierno o de uno lamentable derivado de nuestra nacionalidad a un estado de anarquía y de disolución similar a la final de México y América Central. 

Lord John Russell hace una analogía entre la rebelión del Sur y la lucha por la Independencia de Grecia y afirma que debido a que Inglaterra reconoció Grecia entonces como un beligerante, el Sur tiene que ser reconocido por ella de la misma manera -. Grecia fue una provincia conquistada y esclavizada de un despotismo semi-bárbaro y nunca había sido completamente subyugada. Era un pueblo cristiano oprimido por musulmanes fanáticos y tenía la simpatía cálida y activa de todo el mundo civilizado de su lado. Los Estados del Sur, que ahora se encuentran en estado de rebelión contra el gobierno federal, eran libres y voluntarios para participar en el pacto de la Unión, que estaba destinado a ser perpetuo. No pueden apuntar a un solo derecho que les garantice la Constitución, que haya sido violado, y la única base sobre la cual justifican su rebelión es un temor a que su peculiar institución, la esclavitud, en adelante pueda ser interferida por el partido que puso al Sr. Lincoln en el poder. –

Soy libre de decir que el símil de Lord John es tan lamentable como la posición que ha puesto en marcha su Gobierno en esta crisis. –

El gabinete británico, en caso de que persista en su curso, cometerá el error fatal de perder la buena voluntad del partido, que al final debe tener éxito, para ganar la amistad de aquellos cuya derrota sólo puede ser una cuestión de tiempo -. Tenemos una población tres veces más grande, tan unida y tan valiente como la suya, tenemos un ejercito, dinero y crédito, en los que este último es más justa y tristemente deficiente.-

Ya en la actualidad Davis está de nuevo en el mercado con un préstamo de 50 millones de dólares -. ¿Quién va a tomar un dólar de una confederación de Estados de los cuales cuatro ya han repudiado su deuda y los cinco restantes tienen la voluntad de caer en morosidad de su dividendo semestral en menos de tres meses, a no ser que el nombre de Jeff Davis a pesar de su defensa al repudio en su estado de Mississippi, tenga a caso un sonido más dulce para los capitalistas europeos, entonces creo que la volverá a adquirir.

En menos de un año, los Estados confederados pagarán sus obligaciones en Garantías del Tesoro, las cuales tendrán el mismo valor final que las Asignaciones francesas .

Ustedes saben que no he estado a favor de la parte que ahora está a la cabeza de nuestro Gobierno, sin embargo estoy convencido de que todo hombre del Norte se pondrá en pie con la Administración en la lucha actual y que pase lo que pase la integridad de la Unión y la inviolabilidad de nuestro territorio se mantendrán hasta el final. –

La guerra civil está sobre nosotros, ningún poder humano puede prevenirla. Un esfuerzo vigoroso y gigantesco en la parte del Norte puede y estoy seguro de que lo hará acortar sus horrores y resultados desastrosos. Una interferencia o neutralidad unilateral, tal como se anunció en el discurso de Lord John Russell sólo puede prolongar la guerra fratricida y suponer la ruina no sólo de las dos secciones de nuestro país sino de los intereses materiales y comerciales del mundo.

Atentamente

Firmado: August Belmont

La carta original: https://drive.google.com/file/d/0Bzxi324UZCscZUtsMmxvbTZsOWs/edit?usp=sharing

Me gustaría para terminar, enlazar aquí con la carta de 1862, de Mazzini y sus amigos al presidente Lincolnenlazar aquí con la carta de 1862, de Mazzini y sus amigos al presidente Lincoln y decir que Lincoln pretendía en un principio frenar la esclavitud y no abolirla, de por sí tardó dos años en hacerlo y la abolición solo afectaba a los estados que habían tenido la osadía de intentar separar de los Estados Unidos, los esclavistas que se quedaron en La Unión no fueron afectados en un principio. De por sí está ley fue impulsada para dar una justificación exterior a la guerra, tapando el resto de razones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s