Carta de Mazzini al Presidente Lincoln

Mucho se habla de la correspondencia cruzada entre Albert Pike y Giuseppe Mazzini, como ya he dicho en otras ocasiones, no dudo de su existencia, pero yo no la he encontrado.

Pero no es para hablar de dicho cruce de misivas, sino para exponer el original de una carta que fue enviada por Giuseppe Mazzini, Alexandre Auguste Ledru-Rollin y Karl Blind el jueves 24 de abril de 1862, al por entonces presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln. La carta está en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

abraham2blincoln252c2bel2bjueves252c2b242bde2babril2bde2b1862

A continuación transcribo la traducción de la carta, y al final de dicha transcripción dejo el enlace al pdf del original, acompañado de la transcripción en inglés y el pdf de la traducción. También dejo algunos datos que son necesarios para comprender la carta mejor y un par de enlaces a prensa de la época que se hacía eco a su vez de otras cartas y documentos.

“Señor:

Desde el estallido de la feroz contienda en la que está usted tan noblemente luchando contra la rebelión interna y la servidumbre humana, el corazón de las naciones que con sus aspiraciones a la libertad se identifican, y en cuyo nombre nos dirigimos a usted, no ha dejado ni por un momento de estar con usted.

Debido a que hemos visto la causa de la unidad y la emancipación representada en un republicano tan sincero como enérgico, nunca tendremos, incluso en los días más tormentosos de la lucha, que dudar de su éxito final; y disponemos sin descanso ejercido por nosotros mismos, con todos los medios a nuestro alcance, para impresionar a otros con las mismas creencias. Como republicanos, nos hemos sentido muy bien al romperse en pedazos el que su gran República iba a proporcionar armas a todos los despotismos de Europa (es decir, a los enemigos de los principios que representamos) no habrían contribuido moralmente con toda nuestra simpatía y con todos nuestros esfuerzos, especialmente en lo que se refiere al movimiento de opinión pública Europea. Había un vínculo de unidad entre ustedes y nosotros desde el principio de esta lucha. Al servir a la causa de la libertad, su causa – estamos sirviendo a la nuestra propia.

Aunque los distintos gobiernos monárquicos, por su parte, han hecho lo peor para dirigir el juicio de Europa por mal camino, esta ya no es engañada. Ella sabe que va a triunfar sobre sus enemigos en su casa; y ella firmemente confía en que va a triunfar también sobre sus enemigos en el extranjero que están tratando, mediante el aborrecible Programa Monárquico Europeo de Expedición Mexicana, de realizar nuevos intentos que tarde o temprano se harán.

Incluso en esta última contingencia mencionada, estamos seguros de que Estados Unidos sería capaz de superar el peligro. Pero la guerra que a continuación se vería obligado a realizar en México, costaría mares de sangre y produciría ruina sin fin; tampoco sería posible evitar crear animosidades internacionales que, transmitidas de generación en generación, contaminarían la mente de las naciones que están en la actualidad listas para el establecimiento de la relación social más amistosa con la República Americana sobre la base de una similitud de sentimientos e instituciones.

Ahí está el punto, creemos, donde existe la comunidad más fuerte de intereses entre su país y nuestra propia causa.

Se han hecho grandes progresos en Europa, en cuanto a las ideas de gobierno popular, desde 1792, cuando Francia desplegó la bandera republicana, la bandera de la fraternidad universal. En esa época era posible aún para los opresores dirigir a las naciones en rebaños contra este pueblo, con el fin de volver a imponer el yugo en el cuello. Pero ahora, una sensación diferente prevalece en toda Europa – las naciones están, cada una de ellas cansadas de sus tiranos; son abundantes y están listas para la libertad, y para conquistar esa libertad de una sola vez, sólo necesitan la ayuda de un gobierno amigo. Sabemos que, en el actual estado de cosas, los Estados Unidos no podría dar esta ayuda de una manera pública y ostensible; pero incluso si se hubiera dictado en secreto, no sería de menor utilidad – y seguramente, las ventajas que se derivarían de ello a los propios Estados Unidos, serían como para justificar plenamente el sacrificio hecho.

El movimiento popular de Europa ya ha comenzado. Italia está arriba, unidos en el sentimiento nacional, el roce de la acción, que tiene más de la mitad de su independencia ganada. Hungría y las otras posesiones no alemanas de la Casa de Habsburgo están dispuestos a seguir.

El conjunto de Alemania – de Berlín a Viena y Frankfurt – pronto se lanzará, con el corazón y el alma, en la lucha contra el despotismo. Las complicaciones en Prusia, entre el Rey y el Parlamento, probablemente servirán para llevarla a la crisis; y la lucha sólo se convertirá en la más amarga por el hecho de que hasta las aspiraciones más moderadas a la unidad y el autogobierno han sido rechazadas con altanería por una monarquía encaprichada.

Y Francia, donde el despotismo había sido capaz de establecerse, primero dando sucesivamente falsas promesas de libertad y, a continuación, haciendo uso del esplendor prestado de un gran nombre – Francia está ahora deshaciéndose de esas culposas ideas delirantes y despertando de su largo sueño. Su burguesía y sus masas, que habían sido divididas tan ingeniosamente, están una vez más, haciendo causa común, a partir de esta serie de continuos, aunque por el momento, al parecer, actos aislados de la oposición, que siempre han precedido a una Revolución allí.

El ejército francés está todavía refrenado solo por su disciplina de hierro, o en parte, sobornado por los privilegios que ha recibido. Pero incluso ese ejército, que en Crimea se imaginaba que estaba luchando contra el despotismo, que en Italia creía que estaba conquistando la libertad de una nación entera, comienza ahora a ver que su heroísmo fue empleado sólo para aumentar el poder y la vanidad de un hombre; y que siendo entusiasta, está creciendo frío y desconfiado … Todas las clases desean tanto un cambio, una revolución – y cuanto antes se tome la decisión, mejor, sintiendo como lo hacen que en la víspera de un gran conflicto entre el despotismo y la libertad, ni hay seguridad posible, ni la industria puede prosperar.

Por lo tanto, de nuevo decimos: todo está listo para la acción en Europa. Pero para reunir estas aspiraciones, para darles la unión, la forma, y un impulso decisivo, el propagandismo debe ser organizado a una escala más vasta, a una escala que abarque la cabaña y la mansión, con el fin de ser capaz de hacer frente a los recursos del opresor, y así poner en peligro la posición en la que se encuentra él, y con él todos los despotismos de Europa, sentirían el efecto en el plazo de seis meses.

Ahora, podríamos tal vez encontrar los medios pecuniarios necesarios mediante la recopilación de los óbolos individuales entre nuestras naciones. Pero sería a riesgo de deshacer nuestro trabajo, con el riesgo de traicionar el secreto ante los opresores, y darles la alarma antes de que la acción pudiera iniciarse de forma segura. Así es, literalmente, el hecho de que en la posesión de un relativamente pequeño presupuesto de medios revolucionarios, la libertad y el bienestar futuro de varias naciones, cuyos intereses ciertamente son idénticos a los de su propio país, ahora están en ciernes.

Señor, es por estos medios pecuniarios de acción que nos dirigimos a usted ahora con una demanda, y lo hacemos en nombre de los mismos principios por los que usted está pugnando; los que siempre hemos luchado por mantener a través del buen informe y el mal informe; y por los que tantos alemanes valientes están luchando en las filas de la Unión. No nos olvidamos de que puede parecer difícil el que usted nos otorgue esta demanda, debido a los sacrificios colosales que su nación está haciendo mientras le enviamos este llamamiento a usted. Pero recordemos que Francia, cuando ella pasó por una gran crisis revolucionaria – aunque drenada de dinero, y ocupada con los enemigos de fuera y con los enemigos de dentro – no dudó en hacer nobles esfuerzos por ayudar a los países vecinos en el establecimiento de su propia libertad.

Y ¿no sería una digna página de la historia de América, si en los próximos años, los hombres pudieran leer que, mejor suerte que aquel gran hombre, Washington, quien lamentó su imposibilidad de redimir su deuda de gratitud con Francia, el presidente Lincoln tuvo, que mientras establecía la libertad del Nuevo Mundo en un fundamento eterno, ayudaba, al mismo tiempo a la causa de la independencia y la libertad en Europa? ¿No habría ganado así doblemente el agradecimiento de la humanidad, y creado un vínculo de unión y hermandad entre las naciones a este y al otro lado del Atlántico?

220px-alexandre_ledru-rollin
Ledru-Rollin

Rogamos que contribuya con nosotros,

con el más profundo respeto:

Ledru-Rollin

32 Ordnance Road

St John’s Wood

Joseph Mazzini

2 Onslow Terrace Brompton.

220px-lama2c_domenico_281823-189029_-_giuseppe_mazzini
Mazzini

Karl Blind

23, Townshend Rd,

St. John’s Wood,

Londres, 24 de abril de 1862.”

Pincha aquí para acceder al documento original.

O aquí para acceder a la traducción.

En aquellos días el Tratado de Londres de 1861 se veía roto, al cambiar las intenciones y aspiraciones Francesas. Dicho tratado había sido firmado por Francia, España y Reino Unido, con el objetivo de emprender acciones para cobrar los reembolsos de préstamos que México había contraído. Benito Juárez al frente del gobierno Méxicano había anunciado la suspensión de los pagos de la deuda externa.

En el artículo 4º del tratado las partes afirman no pretender adoptar ninguna medida de carácter exclusivo, y que están enteradas de que el Gobierno estadounidense tiene también reclamaciones que hacer a la República Mexicana y quedaron en enviar una copia a del tratado a los Estados Unidos invitando a su Gobierno a dar su consentimiento sobre el mismo.

A principios del citado mes de octubre, es decir, casi un mes antes de la firma del Tratado de Londres, un joven de 17 años disparaba a la Reina de Grecia y el diario español “La Esperanza” se preguntaban quien tenía más culpa si el chaval que efectuó el disparo o su padre que le habría hablado en mil ocasiones de Mazzini.

Así pintado todo, puede que halla quien piense que si Mazzini y sus amigos luchaban contra las monarquías eran unos héroes, pero ¿luchaban por la liberación de todos y cada uno de los humanos o tan solo por hacerse con el poder y los medios necesarios para imponer su propia voluntad? Y cuando digo con los medios necesarios, me refiero también a los recursos humanos, ¿puede que los números del movimiento democrático, solo fueran válidos si más humanos podían acceder al voto? ¿Y no sería una buena razón para ganarse esos votos el ser los libertadores de los nuevos votantes? Esto lo tendrá que dilucidar cada uno por si mismo.

Karl Marx, dijo en una entrevista que concedió a R. Landor en 1871, que las ideas de Mazzini no eran “otra cosa  que la vieja idea de una república de clase media”. Él creía que el punto de vista de clase media de Mazzini era reaccionario y que el proletariado nada tenía que ver con el mismo. En otra entrevista se refirió a Mazzini como “ese idiota recalcitrante”.

Los remitentes:

Giuseppe Mazzini, era apodado “el alma de Italia” fue político, periodista y activista por la unificación de Italia.

Fue uno de los fundadores de la asociación entre Polonia, Alemania y unos cuantos refugiados italianos que se llamó “La Joven Europa”. Mazzini soñaba con conseguir la libertad nacional, no como fin, sino como medio para acabar consiguiendo una asociación de naciones, formando una especie de Europa federal para regular sus intereses comunes. La Joven Europa no poseía ni fondos monetarios ni apoyo popular, aún así siempre permaneció fiel al ideal de un continente unido para el cual la creación de naciones individuales era un paso preliminar indispensable.

Alexandre Auguste Ledru-Rollin, el radical francés que dijo; “Ahí va mi gente. Debo averiguar hacia dónde van para así poder liderarles”. Fue un político francés, conocido por ser defensor del sufragio universal masculino. Sus discursos junto con los de Louis Blanc, dirigidos a los trabajadores rn Lille, Dijon y Chalons, se dice que fueron los que realmente anuciaban la revolución. Se le atribuye también el haber impedido el nombramiento de la duquesa de Orleans como regente en 1848. Cuando se formó el gobierno provisional el fue ministro de Interior, y también fue miembro del comité ejecutivo nombrado por la Asamblea Constituyente, a pesar de que su amigo Louis Blanc y otros llamados extremistas fueron excluidos. En la crisis del 15 de mayo, lo que se podría llamar intento de golpe de estado, a pesar de que los manifestantes le incluyeron en el gobierno que pretendían lograr, junto con Blanc y otros, el se puso definitivamente al lado del noble Lamartine y tomo partido en contra del proletariado. Su posición sería dificil en adelante, ya que las clases trabajadoras no volverían a confiar en él, al sentirse traicionadas. Después de oponerse a la política de Luis Napoleón, el mismo escapó a Londres, donde se unió a la ejecuyiva del comité revolucionario de Europa contando con Lajos Kossuth y Giuseppe Mazzini entre sus colegas.

220px-karl_blind
Karl Blind

Karl Blind, otro revolucionario, escritor y político alemán interesado en la historia, la mitología y la literatura alemana. Después de participar en varios levantamientos e incursiones en Alemania, pasó por París, siendo expulsado de allí, se fue a Bruselas hasta que se refugió en Inglaterra donde se interesó por los movimientos democráticos. Él mantuvo una activa correspondencia con Garibaldi, Mazzini y Blanc. Fue elegido para liderar la unificación Alemana y para convertirse a posteriori en el líder europeo y mundial, como se desprende de una carta escrita por Garibaldi a Blind el 10 de abril de 1865, este le dice:

“… Este liderazgo, por supuesto, no se requiere para dominar a otros pueblos, sino para guiarlos por el camino del deber, para conducirlos hacia la hermandad de las naciones en las que se destruyeron todas las barreras erigidas por el egoísmo. Necesitamos el tipo de liderazgo que, en la verdadera tradición de la caballería medieval, se dedicaba a corregir errores, apoyar a los débiles, sacrificando ganancias momentáneas y obteniendo una ventaja importante para lograr algo más fino y satisfactorio, el aliviar del sufrimiento a nuestros semejantes…”

“… Tendría que atraer a su causa a todos aquellos que estén sufriendo mal o que aspiren a una vida mejor, y a todos los que estén sufriendo opresión extranjera.”

“Este papel de liderazgo mundial, que ha quedado vacante tal y como están las cosas hoy en día, bien podría ser ocupado por la nación alemana. Ustedes los alemanes, con su grave y filosófico carácter, bien podrían ganarse la confianza de los demás y garantizar la futura estabilidad de la comunidad internacional. Esperemos, pues, que usted pueda utilizar su energía en superar  a sus apolillados 30 tiranos de los diferentes estados alemanes. Esperemos que después de ello se pueda hacer una nación unificada con sus 50 millones en el centro de Europa. El resto de nosotros al completo, le seguiremos con entusiasmo y alegría.”

El 9 de abril de 1862, 15 días antes de ser escrita la misiva que nos ocupa, los plenipotenciarios de los monarcas firmantes del Tratado de Londres, informaban al ministro de asuntos exteriores mexicano, su intención de separar sus acciones respecto a México, el documento fue transcrito por el periódico español, La Discusión. Que también publicó otras cartas y documentos generados al respecto.

http://memory.loc.gov/cgi-bin/ampage?collId=mal&fileName=mal1/156/1567000/malpage.db&recNum=0

 

Anuncios

Un comentario en “Carta de Mazzini al Presidente Lincoln

  1. Pingback: August Belmont a Lionel de Rothschild, Martes, 21 de mayo 1861 (reconocimiento británico de la Confederación) – lamjort

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s