¿Primeros pasos hacia la robótica en el siglo XIX? (Anécdotas de la historia)

El 19 de Julio de 1891, se publicaba un artículo de Adolfo Carrillo, titulado “La joven América”, en el semanario “La Ilustración hispano-americana”, que Carrillo escribe en primera persona y que le ocurrió cuando de manos de español bien relacionado con el Bohemia Club, acudió a una cita con un par de mujeres, previa presentación de ticket acreditativo.

La joven América.

Vive aquí un andaluz que conocí en Santander hace tres años: habla el inglés como un vecino de Regent St.. en Londres, el francés como un lechuguino del Bulevard de los Italianos, y el español como un madrileño de la calle de Alcalá. Su profesión y sus recursos me son perfectamente desconocidos: él siempre viste con refinada elegancia, frecuenta la mejor sociedad, y tiene por acreedores a los más distinguidos miembros del Bohemian Club.

— Chico — me decía ayer, quitándose los guantes—voy a presentarte esta noche a una muchacha muy guapa y muy rica. ¿Quieres venir conmigo?

Hícele algunas objeciones que él refutó con lógica más amplia que una capa aragonesa; por fin, me decidí a acompañarle, cuando me aseguró que él galantearía a la mamá, dejándome plena libertad para hacerlo yo con la hija.

— ¿Y cómo se llaman esas señoras, querido Paco?

— Mrs. y miss Doll.

Salimos a la calle: en estas noches de verano, las nieblas son tan densas en San Francisco, durante las primeras horas que suceden al crepúsculo vespertino, que solamente se ven las linternas rojas de los carruajes y trenes de cables cruzando como luces de bengala en la húmeda opacidad. Llegamos al Palacio de Cristal, nos metimos en un elevador, y raun… nos encontramos en un saloncito profusamente iluminado. Paco oprimió el resorte de una campanilla y casi instantáneamente un personaje de frac y corbata blanca apareció a la puerta, erguido como un maniquí.

— ¡Tickets! ¡tickets!

Mi amigo entregó dos cartoncillos blancos; entonces el maniquí, inclinándose respetuosamente, nos precedió al salón de recibo. Apareció éste sumergido en suave y poética claridad: la luz de una lámpara amortiguaba sus rayos en una esfera de porcelana del Japón, dejando una vasta temblorosa penumbra que convidaba al misterio, al silencio y al amor.

— ¿Y ellas?- pregunté muy quedo al andaluz.

Cual una evocación, dos damas aparecieron de improviso a nuestra vista, asidas del brazo estrechamente, andando con grave lentitud hacia nosotros. La joven vestía un traje de baile muy escotado, con un gran ramo de violetas en el nacimiento de los senos, esa conjunción de dos astros, según la expresión de Cátulo Mendes. La otra, de más edad y ataviada de negra seda, solemne y altiva, tenia en la pupila un fulgor extraño, vidrioso; se diría una hipnótica caminando al capricho de un hipnotizador.

¡Qué aspecto tan glacial de señoras!

— ¡Mrs. y miss Doll!

Las dos me tendieron la mano, simultáneamente. Cogí primero la de la una y la oprimí. ¡Qué fría! Apreté la otra. ¡Helada!

— ¿Le gusta a usted la música? me preguntó a quema ropa la encantadora miss Doll.

Y sin esperar respuesta se sentó al piano y empezó a tocar una sonata de Beethoven. Luego irguiéndose con automática rigidez, ciñome la espalda con uno de sus torneados brazos y…

—¿Usted baila? me interrumpió con lánguida mirada.

Y nos lanzamos a las primeras notas de un vals alemán: la música llegaba hasta mis oídos distintamente, como si en el adorable busto de mi compañera se juntara el geniecillo de la armonía.

—¿Se siente usted fatigada, miss Dolí?

— ¡Oh! ¡no!

Y al pronunciar esas palabras, se detuvo en la última pirueta, se levantó sobre la punta de los pies, desplomándose en mi pecho con un síncope nervioso; al mismo tiempo, el personaje que nos había introducido se presentó de improviso en la sala.

—Gentlemen: untill to-morrour! (así lo escribe en su artículo Carrillo)

Esas muñecas—¡porque ¡ay! eran unas muñecas!— son la reciente invención de Mr. Edison, en sus múltiples aplicaciones de la electricidad. Contienen un pequeño fonógrafo giratorio en el estómago, con un repertorio de 300 frases y algunas piececillas de música. No les falta más que el corazón… ¡como a las otras!… ¡He ahí una ganga para los maridos del porvenir!

http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0001326045&page=7&search=bohemian+club&lang=es

Si la historia es como la cuenta el tal Carrillo, parece estar claro que las muñecas parlantes que Edison sacó a la venta, para niñas, no eran iguales que estas dos, sobre todo por el tamaño. Parece ser que a estas no tenía acceso cualquiera. Las muñecas juguete de Edison eran un año más viejas que estas dos, por lo que no es de extrañar que estas estuvieran mejoradas. Ignoro si es verdad que bajo poca luz, Carrillo pudiera confundirlas con verdaderas mujeres, pero si así fuera, Edison habría avanzado mucho en un año y se habría guardado para sí, semejante acontecimiento.

Anuncios

Bohemian Club y su Bohemian Grove en Prensa.

Se dice que en un principio el Bohemian Club se fundó en la década de los 70 del siglo XIX de mano de Mark Twain y Henry George, entre otros, y que era un Club de artistas, cosa que en un principio consiguió, con los años el nombre de dicho Club empezó a dejar de tener sentido, tal vez porque lo que más llamaba la atención del club, no era el arte sino su propiedad el Bohemian Grove.

Pero como vamos a ver en un punto de este artículo, el Club en realidad fue creado por periodistas, como reza una noticia sobre tan selecto club, en 1906.

Llama la atención, que la mayoría de los libretos de los que tenemos constancia vayan de lo mismo, dioses paganos, sacrificios, inmortalidad, misticismo, magia, etc. También los libretos de la época en la que se supone que el Bohemian Club estaba solo formado por artistas y escritores. Por ejemplo para la principal obra Grove en 1907, el club presentó El triunfo de Bohemia, drama en verso de Sterling que representa la batalla entre el “Espíritu de Bohemia” y Mammon por las almas de leñadores de la arboleda. Mammon en el Nuevo Testamento de la Biblia, es la codicia o material de riqueza y en la Edad Media era a menudo personificado como una deidad, y, a veces incluido entre los siete príncipes del infierno.

Jack London, el escritor de Colmillo Blanco, también era un habitual del Bohemian Club, siempre se destaca de él lo mucho que le gustaba descansar en el Bohemian Grove. London publicó en 1908, The Iron Heel, (el talón de hierro), la obra es de carácter futurista y en ella el escritor profetizó el fascismo y la primera guerra mundial.

Sterling y London, situados a los extremos en esta fotografía tomada durante una de sus estancias en el Bohemian Grove.

En esta entrada vamos a ver varios artículos en prensa que hablan del Bohemian Club, del que la mayoría de la gente solo conoce lo que Alex Jones nos ha contado y grabado.

Es muy difícil encontrar artículos sobre el Bohemian Club o su arboleda en español, así que en ese aspecto he hecho lo que he podido.

The San Francisco call, el 25 de marzo de 1900 decía entre otras cosas que el Club Bohemio, se había convertido en un popular medio para la proyección de obras de los pintores locales,  y también que estaba desviando la tendencia de la moda en el gusto y la apreciación de los sujetos locales. Leer aquí.

El 18 de Diciembre de 1904 en el New York Tribune podemos leer una amplia noticia sobre el Bohemian Club en la que podemos leer cosas como:

“El Bohemian Club, de San Francisco, cuya fama es mundial entre los autores, artistas y actores, es notable en varios aspectos, pero la característica que resulta más atractiva para los que viven más allá de los límites de California es la propiedad del club, un bosque de secuoyas gigantes cerca de San Francisco, que le permite una vez al año mantener su “travesura” veraniega en un gran anfiteatro natural, cuyas paredes son los enormes troncos peludos del bosque primaveral.”

“Durante treinta y dos años, el Club Bohemio fue organizado por una docena de periódicos de San Francisco en vías de recuperación y abogados. Creció rápidamente, el número de miembros que se incrementó desde 200 hasta 400, luego a 500, y finalmente a 600. En la actualidad existe una larga lista de espera de solicitantes cuya única posibilidad de ingreso en Bohemia se encuentra en la muerte o renuncia de los miembros presentes.”

Como veis no dice nada de que el Club lo organicen artistas sino periodistas y abogados.

“Durante un cuarto de siglo todos los visitantes de San Francisco, famosos en la literatura, el arte o en el escenario han sido invitados a una cena en el Club Bohemio, y la mayoría de estos hombres han enriquecido el club con algún recuerdo que tiene interés histórico o literario.”

“Las “travesuras” que comenzaron como un entretenimiento adecuado en el bosque, ahora consisten en una máscara, o juego, escrito por algún miembro del club y organizado y representado por los demás. Todo el trabajo se lleva a cabo por los miembros, y algunos de los espectáculos han sido notables por sus efectos artísticos. Entre ellos se puede mencionar el Buda, travesura organizada por Fred W. Somers, cuando un gigante del gran ídolo japonés formó el centro de extraños ritos teosóficos. Los druidas, travesura diseñada por Joseph D. Redding, ahora en Nueva York, a la que el bosque de la gran arboleda prestó una espectacularidad adicional …”

El artículo se puede consultar entero en la página enlazada y siguiente.

En el Goodwin´s weekly a thinking paper for thinking people (Semanal de Goodwin un pensamiento de papel para la gente pensante) del 11 de marzo de 1905, se puede ver una reseña, que habla de las cenas a las que una vez al año el Bohemian Club, invitaba a artistas, músicos y escritores cómo veíamos en la noticia anterior. Acceder aquí.

En The Times Magazine, del 6 de Mayo 1906, hablan también ampliamente del tema, al parecer una gran catástrofe (incendio) había asolado San Francisco, pero según The Times, lo que más preocupaba era alguna pérdida sufrida en el San Francisco Bohemio. Sobre el club, cuentan varias cosas.

“Y por último pero no menos importante, está el Club Bohemio, “Bohemian Club de San Francisco”, famoso en todo el mundo, fue organizado en 1872 por iniciativa de tres hombres de prensa, José NH Irwin, en ese tiempo director comercial del examinador, Sands W. Forman, jefe de redacción del Examiner, y Thomas Newcomb, editor de la ciudad de la convocatoria. Desde sus modestos comienzos creció, y creció, hasta convertirse en uno de los clubes más prósperos y famosos del mundo ….”

“Los bohemios de los pequeños restaurantes acostumbran a quejarse con amargura de que el club bohemio ha perdido mucho de su carácter original, que en definitiva ya no es bohemio. Dicen que ha adoptado una gran cantidad de millonarios, porque, en verdad, necesitaba el dinero, y que los millonarios han hecho de este un asunto de traje de etiqueta, y cuentan entre lágrimas la forma en que Jack London se opuso a su entrada, en torno a la ropa negligé “y se llaman a sí mismos bohemios “…”

“Él tiene el alma y el artista y una vez al año se va a este bosque bajo la luna llena y llena ese alma con la majestuosidad de un color intenso y fuerte como un funeral.”

Al parecer el Bohemian Club a sufrido daños, y se está reconstruyendo. Leer aquí.

En La Vanguardia del 5 de mayo de 1906, se asegura que la casa del novelista Stevenson se ha salvado, gracias a los socios del club bohemio, como se ve al principio de la tercera columna de la página enlazada.

El 31 de Julio de 1941 el San José Evening News, informaba sobre la presencia de los miembros del club bohemio, en la arboleda bohemia, para su travesura anual. Y citaba entre los asistentes al Dr. Charles Everett More, Chester Herold, William Higgins, Thomas Eagan y True Tourtillot. Información aquí.

El Eugene Register-Guard del 31 de julio de 1964, se hacía eco de la asistencia del candidato republicano Goldwater a la reunión anual en Bohemian Grove. Bajo el titular Goldwater comienza vacaciones en California, contaba que Barry Goldwater comenzaba sus vacaciones antes de la Campaña para codearse con los notables hombres que se reunían en el campamento anual del bosque bohemio.

El senador de Arizona fue invitado por el ex presidente Herbert Hoover. También se señala en la noticia que el descanso y el relax estaban a la orden del día en la arboleda, seguidos por una charla en el conjunto de cierre de la excursión anual.

Goldwater voló desde Washington aterrizando en Santa Rosa y fue recibido por el General Albert C. Wedemeyer (retirado) y por Herbert Hoover Jr. Conduciéndose todos inmediatamente a la arboleda.

El senador había insistido en que su fiesta californiana sería privada y sin estridencias, eludiendo a los periodistas en Washington. Sin embargo, cuando descendió del Convair turbohélice, le esperan los reporteros y fotógrafos. Hoover sugirió que Goldwater podría querer hablar con los periodistas, a lo que el senador respondió rápidamente, “No, no habrá ninguna conferencia de prensa”.

El periódico afirma que el ex presidente Hoover y otros, son los que han ayudado a que la arboleda se haya convertido en un encuentro anual de los nombres más importantes en todos los campos de todo el país. Noticia aquí.

El 10 de octubre de 1974, The Lewiston Daily Sun, publicaba un artículo bajo el titular “Bohemian Grove, La fiesta de los hombres más grandes de la tierra”, entre otras cosas dice que muchos recuerdan Bohemian Grove, por un incidente que implicaba a Nixon en 1971 que fue miembro del Club Bohemio desde 1953. Nixon debía mantener en secreto que se encargaría de dar la Charla anual a la orilla del lago del campamento, como ya había hecho Nelson Rockefeller en 1963 o el presidente Herbert Hoover en otra ocasión. Pero la noticia de que Nixon iba a perderse en un bosque de secuoyas a dar una charla confidencial a algunos de los hombres más poderosos de América, llegó a oídos de los reporteros que cubrían la Casa Blanca y amenazaron con cubrir el evento por la buenas o por las malas. Por lo que los lideres del club pidieron a Nixon que cancelara su aparición. La Casa Blanca anunció la cancelación.

Según Domhoff, Nixon envió un telegrama preguntando al presidente del club si podía continuar liderando a la gente en el bosque, y afirmó que él a su vez llevaría a la gente fuera de peligro.

Nixon escribió “Cualquier persona podría aspirar a ser presidente de los Estados Unidos, pero sólo unos pocos podrían aspirar a ser presidentes del Bohemian Club”

El artículo también habla sobre el primer evento importante de la reunión anual de Bohemian Grove, “La cremación de la preocupación”, que es seguida de la cena en 1500 largas mesas iluminadas por las normas del fuego.

Según Domhoff, “cuando las sombras se acercan desde las laderas, llegan los bajos sonidos tristes de un canto fúnebre, a medida que giraba la cabeza en su dirección vi débilmente las siluetas de hombres vestidos con capuchas rojas puntiagudas y túnicas rojas.”

Después sigue el ritual de la quema simbólica de la preocupación, traducida en: la responsabilidad, la rutina, la tensión. Un ataúd que contiene un cuerpo de muselina negra envuelto alrededor de un armazón de madera que se quema. Un evento que la membresía se toma muy enserio y que podía costar en esa época de 20000 a 30000 dólares. Lee aquí.

Y aquí dejo la noticia de 1971 que informa de que Nixon canceló su charla privada.

En La Vanguardia 1980 Jorge Edwars en Notas Californianas, narra como su amigo Vicente Urbistondo le presenta a Mike Raffeto, el cual es miembro del Bohemian Club y les invita a almorzar allí, ofreciéndose a contarles la historia del Club, según su versión. Me pregunto qué habrían pensado, los Bohemios a los que se les hizo el vació casi 80 años antes, de la bondad que atribuye a los socios más adinerados.  Acceso aquí.

El 25 de julio de 1982 nos encontramos con el Bohemian Grove, en una noticia que en principio no tendría porque estar relacionada, sobre todo para los que afirman que el Bohemian Club, es tan solo un club dedicado al arte.

Una crisis internacional estallaba a cuenta del gasoducto siberiano, y el canciller alemán Helmut Schmidt, veía sus vacaciones frustradas. ¡Qué causalidad! Que Schmidt y el por entonces secretario de Estado norteamericano, George Shultz, se encontraran para discutir el tema en un lugar que La Vanguardia tildaba de poco convencional, ese lugar no era otro que el Bohemian Grove, del que se dice en la noticia no admite ni mujeres ni periodistas.

En dicha fecha, estaba prevista la travesura anual del Bohemian Club, que La Vanguardia llama cumbre y en la que dice que participan también otras altas figuras de la vida política y económica del país, y afirma que dicha “cumbre” vista originalmente como un acontecimiento social, se había convertido en una oportunidad para tratar a fondo las divisiones surgidas entre Europa y Estados Unidos. También se afirma en el artículo que el canciller germano y el secretario de estado estadounidense, tuvieron la oportunidad de conversar sobre el tema con otros invitados al Bohemian Grove, entre los que destaca a Gerald Ford y Henry Kissinger.

En el artículo se explica que el Bohemian Grove es una especie de campamento de verano para políticos, donde alternan la asistencia a conferencias con excursiones en canoa, marchas a pie para cazar mariposas y lujosas cenas preparadas por los mejores “maitres”.

El ministro norteamericano de Defensa, Caspar Weinberger, tenía previsto acudir al Bohemian Grove, pero tuvo que avisar a última hora de su no asistencia, por si hubiese necesidad de tomar decisiones urgentes. Noticia completa aquí.

En 1984 bajo la firma también de Jorge Edwards, se habla de diferentes Clubs, bajo el titular Vida de Clubs, llegando al Bohemian Club, lo trata de paradójico, ya que no queda ni un solo Bohemio entre sus filas, leer vosotros mismos.

El 23 de julio de 1984, The Spokesman Review, informaba de que al menos 21 manifestantes eran detenidos cuando trataban de bloquear la entrada de Bohemian Grove, entre cuyos miembros se encontraba el por entonces presidente Reagan.

Los manifestantes protestaban por la conexión de los miembros con la investigación de armas nucleares, por los acuerdos políticos y comerciales que allí se realizan y por la exclusión de las mujeres en la membresía del club. La noticia aquí.

En junio de 1992 el Lakeland Ledger, publicaba un artículo de Jack Anderson, que se centra fundamentalmente en denunciar a los ejecutivos de los medios de comunicación que asisten a Bohemian Grove.

Titula el artículo: “Los ejecutivos de los medios de comunicación afectadas estrellas.” Y lo subtitula: “Las actividades en Bohemian Grove, escapan al escrutinio.”

Anderson asegura que un círculo exclusivo de los principales miembros de la prensa nacional, se mezcla con los funcionarios gubernamentales de alto nivel y las cabezas prominentes de la industria en las reuniones anuales de la arboleda. Pero advierte que a pesar de que dicho círculo está en el negocio de la venta de información, no esperemos que rompa jamás la regla de oro de la Arboleda: “No reproducir o publicar scripts, imágenes, música o relatos de la arboleda.”

Destaca que personajes de la talla de George Bush, Henry Kissinger, Ronald Reagan y al presidente de IBM John Akers son conocidos por presentarse a las dos semanas bañadas en licor de camaradería al aire libre. Pero el verdadero interés de Anderson es apuntar directamente a figuras como William F. Buckley Jr, al por entonces ya fallecido Malcolm Forbes y a los ejecutivos de The Los Angeles Times. A los que acusa de sentir más lealtad hacía el Bohemian Club, que a su propio negocio.

Jack Anderson, aseguraba, que en los años anteriores a 1992, al menos una docena de historias que exponían algunas de las relaciones y rituales de Bohemian Grove, escritas por periodistas de investigación empleados por miembros de la arboleda, se habían clavado o alterado antes de su publicación. Y relata el caso de Dirk Mathinson, ex jefe de la revista People, quien consiguió permiso de un jefe para escribir una historia sobre la arboleda si podía infiltrarse en el campamento de verano, en 1991. Durante tres días consiguió burlar la estricta seguridad alrededor del campamento, pero a la tercera fue la vencida y fue descubierto por un ejecutivo de Time-Warner, quien inmediatamente le tocó y lo expulsó del campamento airadamente. Pero la cosa no quedó ahí, antes de que la hubiera terminado, la historia de Mathinson fue retocada por al menos un ejecutivo de Time-Warner, viejo miembro fiel de la arboleda. Pero la sorpresa fue mayor, cuando Time-Warner decidió cerrar su oficina de San francisco donde era jefe Mathinson, con la excusa de los recortes de personal, a pesar de que la oficina de San francisco fue una de las más productivas de People. Un año después Mathinson no tenía trabajo.

Esto entre otras cosas contaba Jack Anderson en 1992.

Cabe reseñar que pocos meses después de la muerte de Anderson (2005), el FBI trató de obtener acceso a sus archivos como parte del AIPAC, basándose en que la información contenida podría perjudicar a los intereses del gobierno de EEUU.

En The Press Democrat el 25 de Julio de 2008, encontrábamos en portada el siguiente titular: “Bohemian Grove, campamento de verano para poderosos.”, bajo el mismo se explicaba como George W. Bush, fue presentado en 1995 por su padre George H.W. Bush, ante los miembros del Bohemian Club, aprovechando la finalización de la estancia anual de dos semanas en la arboleda bohemia.

Al parecer, el 29 de julio de 1995, el expresidente se paró al lado del pequeño lago rodeado de secuoyas y habló a cientos de hombres ricos y poderosos en Bohemian Grove. Allí, Bush, un viejo miembro del Bohemian Club, presentó a su hijo a la multitud de hombres de negocios estadounidenses, pesos pesados profesionales, sociales y políticos.

Según la crónica de G. William Domhoff que tituló “La élite del poder en el Campamento de Verano” George H.W. Bush aprovechó la ocasión para decir que su hijo sería un gran presidente algún día.

La portada de The Press Democrat, aprovecha para servirnos en bandeja lo que llama Teoría de la Conspiración, sugiriendo que solo habría que conectar este evento con la ascensión de George W. Bush a la Casa Blanca, en el año 2000. Y continua el festín recordando que el ex presidente Richard Nixon, en sus propias memorias, reflejó que junto a la orilla del lago de la arboleda, habló con los bohemios afirmando que dicho momento de 1967 “marcó los primeros hitos en mi camino a la presidencia” que ganó el año siguiente.

Nixon, en lo que el periodista tacha de un estado de animo menos caritativo, se quejó en sus cintas secretas de que el Bohemian Club “es la maldita cosa más marica que te puedas imaginar”

El periódico termina diciendo que si las anécdotas presidenciales demuestran que los bohemios, mientras pasean y se emborrachan entre secuoyas de más de 1500 años planean el futuro del mundo libre, entonces este está sujeto a debate.

Leer aquí la portada, que informa de que hay más información relacionada en la página A4.

El artículo anterior informaba al final de que ese año, el 2008 al acabar el campamento, el club de San Francisco se encontró envuelto en una controversia local, a causa de un plan de tala propuesto para el retiro de 2700 acres de arbolado.

Pero al parecer tanto el Club Bohemio como el editor de The Press Democrat, ya sabían de tal controversia meses antes, ya que en abril de ese mismo año, el editor publica una respuesta a una carta del presidente del club, bajo el titulo Salvemos el bosque, en el que le responde lo siguiente:

Nadie se opone a la eliminación de las maderas duras muertas de la arboleda bohemia para reducir el peligro de incendio. Esta actividad tiene sentido y no requiere un permiso del estado. El Bohemian Club se ha embarcado en un programa de este tipo, uno que no está relacionado con la solicitud de registro actual.

El Bohemian Club busca ganar derechos perpetuos para resgistrar 1,1 millones de pies tablares de madera roja y de abeto al año. La tala de estos árboles no va a reducir el riesgo de incendio. El Bohemian Club está utilizando el fuego como una táctica de miedo para justificar la tala comercial pesada. Respuesta aquí.

Bilderberg y George C. McGhee. ¿Cuándo comenzó realmente Bilderberg?

George C. McGhee a su muerte donó a la Biblioteca de la Universidad de Georgetown, una colección de sus papeles personales que puesta en fila mediría 101,50 metros lineales. Miles de documentos. ¿Quien pudiera acceder a ellos…?

Gracias a estos papeles, desde luego se le pueden atribuir a semejante angelito algunos cargos más a parte de los oficiales. En la Junta Combinada de Materias Primas (durante la Segunda Guerra Mundial), el Grupo Bilderberg, la Comisión de Draper, el Consejo Empresarial para el Desarrollo Internacional, el Comité para el Desarrollo Económico y el Club de Roma, entre otros.

En esta ocasión os voy a mostrar, los papeles que son menos extensos, es decir, esas pequeñas pinceladas de las que os hablaba, o como diría el amigo Mitoa de El Vortice, esas pildoritas. Pequeñas piezas del puzzle, pero con mucho contenido, algunas de ellas.

Entre estos papeles, podría encontrarse la prueba de como nos manipulan y nos mienten una y otra vez. Si buscas en que año fue la primera conferencia Bilderberg, encontrarás que fue en 1954 en los Países Bajos, puedes hacerlo en Wikipedia, puedes buscar si no en la página Bilderberg Meetins, o puedes hacerlo a través de Daniel Stulin, pero te dirán lo mismo. Podrías preguntármelo a mí y yo hasta antes de ver esta documentación te hubiera dicho 1954.

Que no digo que la Conferencia anual de Bilderberg, tal y como la conocemos hoy, y la fundación oficial del club, no fuera la de 1954, tal vez la primera vez no se pretendía fundar un Club, ni sentar precedente respecto a la periodicidad de las reuniones.

Lo que parece claro es que la de 1954, no fue la primera conferencia.

La primera vez que lo vi, al encontrarlo entre documentos para participantes, creí que era parte de uno, pero no. Mirándolo bien, esta es la explicación que los encargados de estudiar y archivar la serie sobre Bilderberg, de los papeles de McGhee, dan sobre la misma. Y como se puede ver, ellos han archivado documentación sobre la primera conferencia Bilderberg celebrada en 1953, en Dinamarca. No entiendo como el que sacó esta foto y las demás, no sacó una foto a alguna invitación a dicha reunión, aunque fuera. Pero ahí está:

“Serie XIII: Las Conferencias del Grupo Bilderberg.

La primera Conferencia del Grupo Bilderberg se celebró en 1953 en Dinamarca. Fundada por Joseph Retinger, la conferencia se compone de individuos de numerosos países que participan en la Conferencia a título puramente personal. La finalidad inmediata del Grupo Bilderberg es la alianza occidental. Todos sus miembros son personas informadas de autoridad e influencia en sus respectivos países. Dado que las dificultades y las diferencias tienen que surgir entre cualquier grupo de pueblos democráticos, el Grupo Bilderberg busca contribuir para la conciliación de puntos de vista e intereses divergentes, previendo la posibilidad de la libre discusión entre los líderes de opinión que buscan un deseo común de lograr una mejor comprensión de los motivos e intenciones de los otros.

Los temas elegidos para el debate en la Conferencia Bilderberg se refieren principalmente a cuestiones sobre las dificultades que la Alianza Occidental puede tener para ponerse de acuerdo. La confianza mutua está asegurado por el hecho de que la prensa y el público están excluidos y ni los documentos de antecedentes ni discursos se publican. En el informe final impreso, las opiniones se resumen y los oradores no se citan por su nombre. La serie contiene la correspondencia y los documentos utilizados en la conferencia entre 1953-1968.

Tamaño: 2 cajas; 3,0 metros lineales.

Cuadro 1: 1953-1963. La correspondencia y los documentos utilizados en la Conferencia, ordenados cronológicamente.

Cuadro 2: 1954-1968. Correspondencia, ordenada cronológicamente, así como fotografías y catálogos de varias conferencias.

Serie XIV: El Instituto Brookings.

El Instituto Brookings es una corporación no partidista, sin fines de lucro…..”

Pues parece que queda claro ¿no?. Al principio pensé que se habían equivocado con el año, pero al ver que el lugar tampoco era el mismo, me di cuenta de que estaba hablando de la verdadera primera conferencia Bilderberg.

Luego volveremos a tema Bilderberg pero antes empezaremos viendo quien es George C. McGhee.

Nació el 10 de marzo 1912 en Waco, Texas, hijo de un banquero. Estudió en la Universidad de Oklahoma, donde se graduó con una licenciatura en geología en 1933. Durante un tiempo trabajó para Conoco, trabajando en un equipo que hizo el primer descubrimiento de petróleo en la costa del Golfo a través de sismología de reflexión. Fue galardonado con una beca Rhodes, obteniendo un doctorado en Ciencias Físicas por la Universidad de Oxford en 1937. En Estados Unidos se convirtió en vicepresidente de la Sociedad Nacional de Geofísica, donde dirigió las encuestas sobre sismología en Cuba. A su regreso a Texas, McGhee encontró empleo en Everette Lee DeGolyer ‘s de servicios petroleros DeGolyer and MacNaughton, explorando campos petrolíferos y se casó con la hija de DeGolyer, Cecilia, descrita como “la mujer más hermosa y más rica de Texas”. En 1940 McGhee estableció su propia compañía, la Compañía Productora McGhee, y pronto descubrió un yacimiento importante en Lake Charles, Louisiana, que hizo su fortuna.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial McGhee fue miembro del personal de la Oficina de Gestión de la Producción y miembro de la Junta de Producción de Guerra. Comisionado de la Armada de EE.UU., McGhee sirvió como oficial de inteligencia aérea naval en el personal de la Fuerza Aérea del Ejército bajo el mando del General Curtis E. LeMay, por lo que fue galardonado con la Medalla al Mérito.

Prime Minister Mohammed Mossadegh of Iran talking with George McGhee.

Tras la guerra, fue reclutado para el Departamento de Estado de EE.UU. por el entonces subsecretario de Estado William L. Clayton , uniéndose en 1946. McGhee viajó inicialmente en nombre del Departamento de Estado para el desembolso de un fondo de 400 millones de dolares en ayuda económica y militar a Grecia y Turquía, así como otro tipo de ayuda económica en África y el Medio Oriente. Se desempeñó como embajador de EE.UU. en Turquía en 1952-1953, donde apoyó su intento exitoso de ser miembro de la OTAN. Mientras en Turquía los McGhee vivían en Alanya en una villa otomana que llamaron “Turkish Delight”. McGhee fue fundamental en las relaciones con la República del Congo y la República Dominicana a principios de 1960. De noviembre de 1961 a abril de 1963, fue por tercera vez el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos , durante el gobierno de Kennedy (más tarde sería reemplazado por W. Averell Harriman). El Presidente Kennedy había dejado este cargo vacante desde enero de 1961 hasta que McGhee, fue convencido de que tomara la posición. A raíz de esta situación, fue nombrado nuevo embajador de Alemania Occidental 1963-1968.

Después de retirarse en 1969, McGhee sirvió en los consejos de administración de Mobil , Procter and Gamble y Trans World Airlines . En el retiro McGhee escribió una novela semi-autobiográfica, titulada “La Danza de los Millones”: una novela sobre Texas, Houston y el Petróleo (1990), cuya falta de éxito fue atribuida según su familia a su tono puritano. En 1989, McGhee donó su casa en Alanya, Turquía, a la Universidad de Georgetown. Hoy en día se conoce como el Centro de Estudios McGhee Mediterráneo Oriental , y da la bienvenida a los estudiantes cada primavera. Su patrimonio, delicia de los agricultores en el condado de Loudoun, Virginia , es operado por la Fundación McGhee como un museo, un centro de investigación y reunión. Se enumera en el registro nacional de lugares históricos. McGhee murió de neumonía el 4 de julio de 2005 a la edad de 93 en Loudoun Hospital Center en Leesburg, Virginia.

Entre los papeles de McGhee que tienen en la Universidad de Georgetown, se encuentran esta colección de curiosidades Bilderberg.

Vemos en la siguiente imagen la distribución de la sala en la que se realizo la Conferencia Bilderberg de 1954.

Y ahora veamos estas tres imágenes tomadas desde dentro de la sala.

También se desprende de la correspondencia de McGhee, que fue invitado a una fiesta, celebrada por la familia real de los Países Bajos, justo al acabar la Conferencia Bilderberg.

Podemos ver también un recibo en el que se comunica a McGhee que su pasaporte está en manos de la organización y que se le devolverá lo antes posible.

Podemos afirmar también que Bilderberg mandó un coche a buscar a George C. McGhee a su hotel, el sábado y puede que también el día anterior viernes para llevarle a De Bilderberg Hotel, donde se celebraba la conferencia. George C. McGhee se alojaba en un hotel en La Haya, concretamente en el ahora desaparecido Hotel Wittebrug.

Sabemos también el menú elegido para el 31 de Mayo.

Ya estoy trabajando para ofreceros otros documentos o partes de los mismos con sus correspondientes traducciones, como por ejemplo:

.- Un documento post-conferencia Bilderberg elaborado nada más y nada menos, que por el hombre que propuso la creación del Club Bilderberg, el que fue nombrado secretario permanente del mismo. J. H. Retinger.

.- Documento “¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?” de Aurelio Peccei. Uno de los fundadores del Club de Roma, de por sí, la reunión en la que se les ocurrió tan iluminada idea, se hizo en casa de Peccei. Creo que este documento ya anda por ahí, pero quiero ofrecéroslo tal y como se encuentra entre la correspondencia de McGhee.

.- Un documento de la conferencia de 1953, del grupo de organizaciones nacionales de EEUU en la ONU.

.- Podéis acceder a documentos de 26 Conferencias Bilderberg, algunos de ellos traducidos, en este mismo blog.

No obstante aunque vaya adquiriendo tono de despedida, este post no ha acabado. Gracias a esta documentación, podemos acceder a un par de actas de reuniones del comité directivo de Bilderberg. Pincha sobre la palabra original para ver el acta en inglés o en traducción si deseas hacerlo en castellano.

Acta de la reunión celebrada en Londres el Martes, 25 de enero 1955. Original / Traducción.

Acta de la reunión celebrada en París el Viernes, 11 de febrero 1955. Original / Traducción.

A continuación un telegrama estadounidense relacionado con la Conferencia de 1964.

Febrero 1964.

“Telegrama de salida AMEMBASSY BONN.

Servicio Exterior de los Estados Unidos de América.

Cargo: Estado.

Acción: Sec. del estado de Washington.

Un grupo de alemanes influyentes viajará a Estados Unidos para asistir a la Conferencia Bilderberg en Williamsburg marzo 19 a 22.

En la siguiente imagen vemos una carta en la que se convoca una reunión para enero del 65, preparatoria de la Conferencia de ese año, y la carta está fechada en septiembre de 1964.

“A los miembros del Comité de Dirección.

En relación con las actas de la reunión del Comité Directivo celebrada en Soestdijk Palace el 13 de septiembre de 1964, tengo el agrado de informarle que la próxima reunión del Comité de Dirección se llevará a cabo el 10 de enero de 1965, 10:00, por el Gran hotel, en Roma.

En caso de que usted quiera tener un habitación reservada en el Gran Hotel – o en otro hotel – la Secretaría estará encantada de hacer las reservas necesarias. En este caso se le pide que informen a la Secretaría lo antes posible, pero en todo caso antes del 15 de diciembre de 1964. Debo añadir para su información que el Grand Hotel está situado a pocos minutos a pie de la estación Termini y la terminal del aeropuerto, y pasados unos 45 minutos en coche desde el aeropuerto (Fiumicino).

La agenda de esta reunión es la siguiente:

  1.  Apertura.
  2.  Orden del día de la Conferencia en Villa d’Este (los documentos introductorios se distribuirán con antelación)
  3.  Los participantes de la próxima Conferencia.
  4.  Otros asuntos.

En cuanto al punto 3, se ruega a los miembros del Comité de Dirección que envien a la Secretaría una lista de propuestas en lo que a su país se refiere antes del 1 de enero de 1965.

¿Será usted tan amable de dejarme saber lo antes posible si usted será capaz de asistir a esta reunión?

Con un cordial saludo,

Arnold T. Lamping.”

Aquí vemos el telegrama invitando y pidiendo confirmación de la asistencia a la reunión del comité directivo que nos ocupa.

Al Príncipe le gustaría mucho invitarle a usted a la reunión del comité de dirección en Roma el día diez de enero STOP será sólo el domingo deje por favor su cable respuesta a smidswater 1 STOP detalles de la reunión serán enviados por correo hoy STOP cordial saludo = Ernst Vanderbeugel.

Encontramos también el telegrama en el que McGhee confirma su asistencia.

“Gracias por su amable invitación para asistir a la reunión del Comité de Dirección en Roma el 10 de enero usted. Espero con interés la asistencia a la reunión a menos que ocurra algo inesperado que me obligara a permanecer en Bonn en ese momento.”

Documentos Bilderberg.

Conferencia Bilderberg 1954: Original

Conferencia 1954

Acta de la reunión del comité directivo de Bilderberg, celebrada en Londres, el 25 de enero de 1955:  Original / Traducción

Acta de la reunión del comité directivo de Bilderberg, celebrada en París, el 11 de febrero de 1955:    Original / Traducción

Conferencia Bilderberg 1955: Original

Conferencia Bilderberg 1958: Original

Conferencia Bilderberg 1959: Original

Conferencia Bilderberg 1966:

Información a los invitados Bilderberg 1966:

Original

Traducción

Economía mundial:

Original

Traducción

Correspondencia Harris:

Original

Traducción

Conferencia Bilderberg 1974:

Pre-Bilderberg Meeting. Original

Pos-Bilderberg Meeting. Original

Conferencia Bilderberg 1975:

Pre-Bilderberg Meeting. Original

Pos-Bilderberg Meeting. Original

Conferencia Bilderberg 1978: Original

Conferencia Bilderberg 1979: Original

Conferencia Bilderberg 1981: Original

Conferencia Bilderberg 1982: Original

Conferencia Bilderberg 1983: Original

Conferencia Bilderberg 1984: Original

Conferencia Bilderberg 1985: Original

Conferencia Bilderberg 1987: Original

Conferencia Bilderberg 1988: Original

Conferencia Bilderberg 1989: Original

Conferencia Bilderberg 1990: Original

Conferencia Bilderberg 1991: Original

Conferencia Bilderberg 1993: Original

Conferencia Bilderberg 1996: Original / Traducción

Conferencia Bilderberg 2002: Original / Traducción

Ocupación 101. (Documental)

“Ocupación 101” presenta un análisis exhaustivo de los hechos y las verdades ocultas que rodean el conflicto palestino-israelí y disipa muchos de sus mitos y conceptos erróneos largamente percibidos. La película también detalla la vida bajo el gobierno militar israelí, el papel de los Estados Unidos en el conflicto, y los principales obstáculos que se interponen en el camino de una paz duradera y viable. A diferencia de cualquier otra película producida sobre el conflicto.

“Ocupación 101” explica la complicada realidad complicada mediante una precisa narración a través de una serie de modificaciones visuales altamente estilizadas, y le da al público un contexto completo con el que entender mejor el debate entre israelíes y palestinos. Las raíces del conflicto se explican con comentarios que invitan a la reflexión de los principales estudiosos de Oriente Medio, activistas por la paz, periodistas, líderes religiosos y trabajadores humanitarios cuyas voces a menudo han sido suprimidas en los medios de comunicación estadounidenses.

Jimboman – El ojo que todo lo ve.

Te están vigilando, obtienen todo el control,
en la ciudad hay cámaras en cada rincón,
controlan todos los datos que ves en la red,
son el ojo que todo lo ve.

Ellos me vigilan por encmima de las nubes,
saben donde vivo y también saben donde estuve,
saben cómo piensas, eso no lo dudes,
saben nuestros gustos como lo sabe YouTube,
siguen nuestros pasos y trabajan estudiándonos,
nos hacen ser como quieren educándonos,
dicen que todo es por mi seguridad,
pero a cambio me piden mi libertad,
el mundo entero en un estado de control,
es vigilado en monitor,
quién controla al que esta controlando,
quién el que gobierna al que está gobernando.

Te están vigilando, obtienen todo el control,
en la ciudad hay cámaras en cada rincón,
controlan todos los datos que ves en la red,
son el ojo que todo lo ve.

Ellos me vigilan, desde la sombre nos espían,
usan a gobiernos y a la CIA,
quién me lo diría, no son policías,
hablo de las élites y la masonería.
quién está al control, quién el que está al mando,
quién te fumiga con nubes de tóxicos,
quién se reúne en el Club Bilderberg,
quiénes son los Rosthchild, quiénes los Rockefeller,
dime quiénes son, quién son, dime, dime quién son,
los que usan la falsa bandera contra la población,
dime quiénes son, quién son, dime, dime quién son,
los que al final son los dueños de este juego…

Y te están vigilando, obtienen todo el control,
en la ciudad hay cámaras en cada rincón,
controlan todos los datos que ves en la red,
son el ojo que todo lo ve.

Mírame, sígueme, fíchame, persi-persígueme,
quieren marcarnos a todos con un chip debajo de la piel,
toda una raza dormida, engañada, sumisa,
y esclava en una granja humana,
pero pocos se dan cuenta,
que les importas una mierda,
somos ganado trabajando tras la verja,
no se dan cuenta, no, no se dan cuenta, no,
hipnotizados frente a su televisor,
les digo, ieh ieh, mira a través del tiempo,
ieh ieh, dime si no estás viendo,
siempre es más fácil a la gente engañar,
que hacer ver les han engañao, eh.

Te están vigilando, obtienen todo el control,
en la ciudad hay cámaras en cada rincón,
controlan todos los datos que ves en la red,
son el ojo que todo lo ve.