Tal día como hoy, tuvo lugar el golpe de estado de Primo de Rivera.

Alfonso XIII y Primo de Rivera

Desde las primeras horas de la tarde del día 12 septiembre de 1923 comenzaron a circular rumores de que un documento en el cual se censuraba muy duramente al Gobierno y en el que se pedía su dimisión, había sido repartido en determinadas guarniciones. En los bancos se redobló la vigilancia y se tomaron precauciones por si se liaba.

A las nueve de la noche se reunieron en casa del Marqués de Alhucemas todos los Ministros que en aquel momento se encontraban en la corte. Después de dos horas, los Ministros dijeron a la opinión pública que se habían reunido únicamente por un asunto de política internacional que no tenía que ver con Marruecos, pero nadie les creyó.

De madrugada de volvieron a reunir los Ministros, esta vez en Gobernación, donde acudió también el Capitán general Muñoz Cobo. De esta entrevista se cuenta que el Presidente del Consejo preguntó Muñoz Cobo si podían contar con la guarnición de Madrid para arrestar a algunos generales, a lo que este contestó que sí, pero que en cuanto estuvieran detenidos ya no contaran con la guarnición madrileña. A lo que el Consejo preguntó: “¿Es decir, que no somos Gobierno? y el general replicó. Siento decir que no.

A las seis menos cuarto de la madrugada se informó a los periodistas, del golpe y se les dijo que el Gobierno seguiría en su puesto y que se tenía previsto que el Rey, Alfonso XIII, llegara ese mismo día a Madrid.

Luis Aizpuru y Mondéjar

El Ministro de Guerra se puso al habla, por telégrafo con el general Primo de Rivera, su conversación empezó en términos cordiales, el Ministro pidió al Marqués que depusiera su actitud, a lo que Primo de Rivera respondió que por nada ni por nadie desistiría. Cuando el Marqués de Estella empezó a quejarse en lo que al Gobierno se refiere, Aizpuru endurecció su tono y le dijo: “Señor Capitán general de Cataluña, ahora ya no habla Luis Aizpuru, compañero que tanto le quiere. Ahorra va a hablar el Ministro de Guerra.” En aquel momento Primo de Rivera rompió la cinta telegráfica y se retiró de su despacho, diciendo a sus íntimos que como ninguna orden o mandato tendría eficacia para modificar sus resoluciones, consideraba inútil continuar con la conversación.

El pueblo español recibía la noticia de la sublevación militar, tal día como hoy. El diario La Libertad, se hacía eco en su portada bajo el titular “El general Primo de Rivera contra los poderes establecidos”. En la opinión del periódico, lo de menos sería la formación de un Gobierno Militar sino las consecuencias a la constitución de tal Gabinete, ya que suponía que la respuesta automática sería una huelga general en toda España y el levantamiento de la población en masa. El diario pone en duda además que los puntos de protesta del documento que apoyaba la sedición, fueran las únicas razones. El Consejo Supremo estaba juzgando una acción militar en marruecos, lo que es conocido como el desastre de Annual, ya habían sido sentenciados de forma inflexible los de abajo y el día 15 se tenía que juzgar a los de arriba, el informe Picasso calificaba de negligente la actuación de generales como Berenguer y Navarro y de temeraria la de Silvestre.  Y este era el motivo que creía tenían los sublevados el diario La Libertad. Como se puede leer aquí, junto con la nota que el Consejo de Ministros pasó a la prensa.

Al día siguiente mientras los ciudadanos tenían acceso al manifiesto de Primo de Rivera dirigido al país y al ejército, que ocupó la portada de los periódicos, el Rey llegaba a Madrid a las nueve y cuarto de la mañana, en el segundo expreso de Hendaya. En primer término le esperaban todos los Ministros formados en línea, con el Presidente del Consejo a la cabeza. Una vez saludados todos el Soberano citó al Marqués de alhucemas para que acudiera en seguida a Palacio, y el Presidente pidió a sus compañeros que le esperaran en el Ministerio de Gobernación.

Marqués de Alhucemas

El Marqués de Alhucemas durante su entrevista con el Rey le propuso decretar el relevo de los Capitanes generales de Cataluña y Zaragoza y la destitución del Capitán general de Madrid, y la separación de sus cargos de los demás generales que se habían significado en el movimiento, también le sugirió que se convocaran las Cortes para el martes siguiente, con el fin de se examinaran las acusaciones hechas contra el Gobierno y depurar responsabilidades. A todo esto el monarca manifestó su necesidad de reflexionar, por no tener elementos de juicio suficientes y por la importancia de las medidas propuestas. Según el propio Presidente manifestó a la prensa en ese momento se apresuró a devolver los poderes que se le habían conferido, presentando la dimisión de todo el gobierno.

A las doce y cuarto llegaba a la Capitanía general, procedente de Palacio, el Capitán general, Sr. Muñoz Cobo. Allí le esperaban varios generales, terminada la reunión salieron hacia Palacio los generales Saro, Dabán y Bereguer, seguidos de Muñoz Cobo, el general Cavalcanti y su ayudante.

Después de reunirse con el Rey durante quince minutos, Muñoz Cobo informó a los periodistas de que Primo de Rivera, sería el encargado de formar Gobierno, y que hasta que llegase se había constituido un Directorio presidido por él y del que formaban parte Cavalcanti, Dabán, Saro y Berenguer. También dijo que se había expuesto al monarca la necesidad de declarar el estado de guerra en toda España, a lo que el Soberano accedió. Cuando se le preguntó a Cavalcanti si el Rey había nombrado él mismo el Directorio, este contestó que lo que había hecho era aceptarlo, porque el Directorio ya estaba nombrado. El Diario de la noche La voz, contaba tales acontecimientos.

El día 16, ya se podía ver en la prensa, una de las primeras consecuencias, los diarios debían pasar por la censura militar y así lo mostraban.

En el año político 1923, publicado por Fernando Soldevilla, se puede leer la crónica de todo el golpe, momento por momento a partir de la página 300.

Y  pinchando aquí puedes acceder al discurso de Primo de Rivera, en el 5º Aniversario del Golpe.

Anuncios

Un comentario en “Tal día como hoy, tuvo lugar el golpe de estado de Primo de Rivera.

  1. Pingback: ¿Y si el profesor de Primo de Rivera no hubiera sido tan duro con él? | lamjort

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s