Privilegios de la Unión (1423) Tal día como hoy

Detalle de la escultura de Carlos III de Navarra, en su sepulcro de la Catedral de Pamplona.

El 8 de septiembre de 1423, Carlos III de Navarra, apodado el Noble, decidía unir las tres partes en las que se dividía Pamplona en aquellos momentos.

Para situarnos un poco Carlos III de Navarra, fue el abuelo del hermanastro de Fernando el Católico, es decir, es el abuelo de los hijos del primer matrimonio de Juan II de Aragón.

Mil años después de Cristo, Pamplona se hallaba en un continuado proceso de despoblación. Sancho III de Navarra decidió retomar su protección, pero su hijo y sucesor, apodado el de Nájera, estuvo más preocupado por trasladar santos a su Monasterio de Santa María la Real. El hijo de este, Sancho IV tuvo que soportar varios conflictos con Castilla, lo que le obligaba a mantener las fronteras permanentemente bien aseguradas y acabó enfrascado en la llamada guerra de los tres Sanchos (1067). En ella se enfrentaban Sancho II de Castilla contra Sancho IV de Navarra y su primo Sancho Ramírez de Aragón. La guerra la ganó el Navarro.

Sancho Ramírez de Aragón y Alfonso VI de León, invadieron Navarra tras ser asesinado el primo del primero, por sus hermanos, en 1076. Lo que dio lugar a que Sancho Ramírez fuera proclamado rey de Navarra.

Fue en tiempos de Sancho Ramírez y en el desarrollo posterior de la ciudad cuando se constituyeron núcleos urbanos unidos geográficamente pero separados jurídicamente, e incluso deslindados por murallas interiores. Junto al núcleo originario de la Navarrería, fruto de la repoblación francesa, se formó el burgo de San Cernín en el siglo XII. Poco después, algo más alejado, en la llanura creció otro burgo repoblado tanto por navarros como por francos, todos ellos bajo una misma jurisdicción municipal que acabó llamándose Población de San Nicolás. De la Navarrería se desgajó el barrio de San Miguel.

Pendón de Pamplona a raíz de su unión

Al parecer en 1213 se firma una tregua por veinte años, que no llegó a cumplirse pues en 1222 San Cernín ataca San Nicolás, quemando su iglesia que a su vez era su fortaleza. Que si el muro, que si el foso, que ahora nos unimos y atacamos Navarrería…

Ya en 1266 los vecinos de las cuatro comunidades pamplonesas, se organizaron bajo un solo concejo con el fin de acabar con sus conflictos. Seis años después la jurisdicción de Pamplona pasó a manos del rey, Enrique de Champaña autorizó a los de Navarrería y San Miguel a que se separaran de los otros dos burgos.

En 1276 llegó la guerra, y la Navarrería, el barrio de San Miguel y la judería quedaron arruinados, según las crónicas, “no quedando ningún lugar cubierto donde cobijarse en toda la Navarrería. En su solar podría cortarse hierba y sembrar trigo”. Durante casi 50 años no volvería a construirse nada en esa zona. El Burgo y la Población formaron una nueva unión jurisdiccional en 1287, pero no muy consistente. En 1324 Carlos IV de Francia y I de Navarra, otorgó el privilegio para la reconstrucción de la zona arrasada durante la guerra.

El 10 de Agosto de 1423 se comenzaron las reuniones para la preparación del texto de la Unión definitiva, que se promulgó tal día como hoy.

Desde entonces, Pamplona se configuró como un solo municipio, gobernado por diez jurados: 5 representantes de San Cernin, 3 de San Nicolás y dos para la Navarrería. Todos ellos se reunían en la casa de la Judería, que se proyectó construir en la confluencia de los antiguos barrios. La ciudad exhibió a partir de entonces una nueva enseña y comenzó un nuevo proyecto de edificaciones defensivas, uniendo los espacios que quedaban entre los burgos con nuevas murallas, y eliminando paulatinamente las murallas interiores. Este proceso dio lugar a nuevas calles, como la que lleva por nombre aún hoy en día, calle Nueva, en el casco antiguo de la ciudad.

El privilegio de la Unión se imprimió por acuerdo del Consejo Real de Navarra de 17 de diciembre de 1618 en cantidad de doscientos ejemplares para que fuera del conocimiento de todos los habitantes de Pamplona y especialmente de aquellos que prestaban dinero a las empeñadas arcas de la ciudad.
El Privilegio consta de veintinueve capítulos, el último de los cuales menciona el juramento real del Privilegio, considerándolo como Fuero perpetuo ante los tres Estados reunidos en Pamplona.

El siguiente PDF es una copia del Privilegio, anterior a la de 1618 que la Biblioteca Nacional de España fecha entre 1501 y 1600.

https://drive.google.com/file/d/0Bzxi324UZCscVWViaFQySG9Ybnc/view?usp=sharing

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s